The end of the World?

Compartir

The end of the World?

A pesar de que los pronósticos de los expertos no son muy alentadores, la humanidad aún está a tiempo de cambiar el rumbo del ‘caos’, tomando acciones que nos lleven, como humanidad, a nivelar la explotación de los recursos de nuestro planeta

 

 

Sin duda, las historias que vemos en el cine sobre el fin del mundo, el colapso mundial, el final de nuestra civilización, son parte del género que a la gran mayoría le gusta, imaginarnos que eso pudiera pasar lo vemos muy lejano, qué pasaría si les dijera que eso no es verdad, que pudiera estar más cerca de lo que pensamos.

Recientemente se ha publicado un estudio de nombre HANDY (Human and Nature Dinamycs) en el cual se explica cómo el uso de los recursos ha llevado al colapso de la sustentabilidad de las sociedades ya conocidas, pues esto no sería la primera vez que pasa, anteriormente, el imperio Romano o Mesopotamia, fueron de las que se conocen ahora como la cuna de la civilización, mismas que se autodestruyeron.

En este trabajo, realizado por Sara Motesharrei y Eugenia Kalnay de la Universidad de Maryland, en conjunto con Jorge Rivas de la Universidad de Minnesota, nos hablan de las posibilidades de que esto se repita y los posibles causantes de esto, como lo son la explotación de los recursos, la migración, cambio de estructuras y hasta la creación de un nuevo sistema o desaparición del mismo. 

 

En este modelo, HANDY, se establece a la desigualdad social y económica como uno de sus principales problemas que podrían llevar al colapso de la humanidad, previamente estableciendo que este colapso social podría detenerse si la población distribuye de manera equitativa los recursos y la destrucción de la naturaleza se reduce a niveles sustentables, una salvación para lo que hoy conocemos como sociedad.

 

Pero la historia no termina ahí, porque al parecer suena sencillo, poder detener la destrucción que estamos haciendo y poder enderezar el camino, sin embargo otro estudio realizado y publicado en Nature Research, el cual fue realizado por Mauro Bologna y Gerardo Aquino, expertos de sudamérica. Ellos realizaron un análisis cuantitativo del papel de la sustentabilidad con el actual crecimiento de la población mundial con relación con el proceso de deforestación.

A través de un modelo de estadística, el cual revisó las actuales tasas de consumo de recursos, se llegó a la conclusión de que existe menos de 10% de probabilidad de que la sociedad actual tenga un futuro optimista. Esto se podría traducir a que existe en realidad un 90% de probabilidad de que exista un colapso catastrófico, que sería provocado por la destrucción de la naturaleza. En este estudio no se tomaron en cuenta las diferencias económicas ni sociales que en el otro estudio fueron la principal razón del mismo.

 

Sí, lo sabemos, ahora suena más a una cinta de ciencia ficción, pero si lo vemos detenidamente, no es más que el resultado de la explotación que hemos hecho en todo este tiempo sobre los recursos naturales, además del poco cuidado que hemos tenido con el entorno en donde vivimos. 

 

Ahora, ahí no termina todo, existe otro análisis realizado por expertos en temas de cambios climáticos, los cuales señalan que dentro de las próximas décadas la humanidad podría sufrir un colapso debido al daño a la naturaleza.

Uno de estos estudios fue publicado en mayo del año pasado por David Spratt e Ian Dunlop, en el cual se señala que la humanidad podría llegar a un ‘punto sin retorno’ para el año 2050, en el que “el prospecto de una Tierra no habitable lleve al quiebre de naciones y el orden internacional”.

Otro de las problemáticas más recientes publicada en un medio internacional fue el problema con la desaparición de las abejas alrededor del mundo, misma que ha sido provocada por la utilización de pesticidas y la misma contaminación, que ha tenido como consecuencia que algunas cosechas no se lleguen a dar por el quiebre de la cadena de polinización. Sin duda algo que marca el inicio de una situación mayor.

 

También, otro tema que se le ‘adjudicó’ a la naturaleza fue el nacimiento de la reciente pandemia del coronavirus, la cual sabemos que fue provocada por la invasión de zonas salvajes, humanos desplazando especies y, sumando, las condiciones insalubres en donde se alojan animales salvajes y poco comunes en nuestra sociedad.

 

Todos los expertos señalan que estamos muy a tiempo para poder impedir un problema mayor que pueda desencadenar catástrofes de consecuencias globales, pero para lograrlo se necesitan realmente acciones que puedan cambiar nuestra manera de vivir, de convivir con nuestro entorno y entre la población global.

About Author /

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search